El contrapeso de un ascensor  es vital a la hora de ascender o descender a una planta. Una definición de contrapeso podemos decir que es un peso, que se utiliza para equilibrar las fuerzas.

La mayoría de los ascensores tienen un contrapeso, con una masa igual a la cabina pero también tiene una mitad más de la carga máxima autorizada, por lo que el motor no tiene que mover toda la masa de la cabina, sino sólo una fracción. Debido a ello, un ascensor vacío, pesa menos que el contrapeso. La función básica de un contrapeso es equilibrar la carga para facilitar el trabajo del motor y no forzarlo demasiado al mover una carga.

De no existir el contrapeso, las posibilidades de que ocurra un accidente son realmente grandes,  sin mencionar los desperfectos técnicos, desajuste de la velocidad del montacargas, inestabilidad y sobre todo inseguridad de cómo podría funcionar un ascensor sin contrapeso.

En definitiva, podemos decir que los contrapesos de los ascensores son esenciales por su utilidad pero la supervisión y el mantenimiento debe realizarse por profesionales en el tema de instalación de ascensores, para evitar todo tipo de incidencias.