Se puede decir que el primero ascensor creado con el uso que hoy en día conocemos tuvo su origen en el palacio de Versalles para uso privado de Luis XV. Aunque posteriormente en el año 1857 se instaló el primer ascensor para personas en los almacenes de E. V. Haughwout Company, de Nueva York, este primero ascensor era movido por una máquina de vapor que lo impulsaba a una velocidad de 0,2 m/s en un recorrido de 5 plantas

Pero fue más tarde cuando se lograron perfeccionar los ascensores hidráulicos, unos ascensores que lograron alcanzar grandes alturas y a velocidad cada vez mas elevadas. Se data que en 1908 se instaló el primer ascensor hidráulico en el City lnvesting Building de Nueva York, de 1360 Kg de carga, con una velocidad de 3 m/s y un gran recorrido de 108 m.

Pero fue en 1889 cuando el primero ascensor eléctrico funcionó en un edificio de viviendas donde fue instalado por los hermanos Otis. Hoy en día los ascensores no solo han mejorado su funcionalidad, han mejorado en todos los aspectos tanto de seguridad como diseño, sobre todo en la seguridad consiguiendo máquinas más seguras con mejores dispositivos de seguridad.