En esta ocasión veremos los tipos de cerramientos de un ascensor, para empezar debemos saber que el hueco del ascensor debe estar aislado del exterior para que la cabina o el resto de la maquinaria quede encerrada en la finca mediante paredes, que pueda impedir la entrada de personas u objetos.  Este proceso de aislamiento que limita el perímetro del ascensor se le llama cerramiento.

Una vez se haya escogido el ascensor a instalar en la finca o edificio, existen una variedad de cerramientos a escoger;

 Por ejemplo tenemos al cerramiento con chapa de acero, que están hechas con bandejas de chapa de acero, que  pueden ser del color que uno desee, lo que hace que pueda tener un buen efecto visual estético.

Otro tipo de encerramiento son las placas prefabricadas, que están hechas de placas de fibrocemento o cartón-yeso, y para el exterior se usa solo el panel llamado “sandwitch”  que es un elemento estatificado hecho por una gruesa capa aislante, sellada en ambas caras. Entre sus ventajas podemos decir que es un material ideal por el aislamiento térmico y acústico, y por el mantenimiento y estabilidad aparte que es un tipo de cerramiento  económico.

Cerramiento de vidrio es una de las opciones más elegidas por  su aspecto brillante y buen acabado estético, este tipo de cerramiento causa un gran impacto visual.

Por último tenemos el cerramiento de ladrillo  que es una de las soluciones más resistentes y eficaces cuando pasan los años porque no requieren de un mantenimiento frecuente como el cerramiento de vidrio.